El Ibex cae mientras Telefónica intenta aguantar el tipo

Fuente: WFG
22/02/2018 09:29

MADRID, 22 FEB. (Bolsamania.com/BMS) .- Telefónica ha desvelado este jueves sus resultados de 2017. Unas cuentas de la operadora que marcarán el devenir de la compañía y del IBEX 35 a lo largo de esta jornada. Aunque DIA pretende quitar protagonismo a la 'teleco'. La cadena de supermercados ha presentado sus números del año pasado. Con el foco en ambas compañías (la primera sube y la segunda es la peor del Ibex), el selectivo sigue cayendo este jueves y cede ahora un 0,3%, hasta los 9.797 puntos.



En primer lugar, Telefónica aumentó su beneficio neto en un 32,2% en 2017, hasta los 3.132 millones de euros. La compañía ha señalado que las cifras del año pasado se caracterizan por su "solidez y crecimiento, tanto operativo como financiero, así como la fuerte reducción de la deuda, y todo ello en un contexto de aceleración en el despliegue de redes de banda ancha ultra-rápida". La deuda se redujo en 3.000 millones de euros, mientras que la operadora ha confirmado el dividendo para 2017 y ha especificado lo que pagará a sus accionistas en 2018.



Por su parte, el resultado neto atribuido de DIA descendió un 37,0% en 2017, hasta los 109,6 millones de euros. La compañía ha explicado que esta caída se debe a "las mayores pérdidas registradas en las actividades discontinuadas de China" durante el año pasado. No obstante, la clave de sus cuentas está en la reducción de sus márgenes. El consejero delegado de DIA, Ricardo Currás, ha indicado que “2017 ha sido el primer año que no hemos alcanzado nuestros objetivos desde que salimos a bolsa en 2011".



Estas dos referencias son claves este jueves en el Ibex. Un selectivo que sufrió en la pasada jornada. José María Rodríguez, analista técnico de 'Bolsamanía', explica que no tenemos "figura de vuelta", por lo que "dejamos la puerta abierta a que tanto el Ibex como el resto de índices europeos, así como los de Wall Street, pongan rumbo en las próximas semanas a los soportes que presentan en los mínimos anuales, los de la sesión del 9 de febrero". En su opinión, esa será la clave, ya que "en función de que estos mínimos actúen como soporte o se perforen, tendremos unas implicaciones u otras".



Este panorama de incertidumbre aumenta tras lo que hizo este miércoles Wall Street, que cerró con caídas. Tras subir con fuerza poco después de la publicación de las actas de la última reunión de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed), los principales índices estadounidenses se dieron la vuelta para cerrar en rojo. El Dow Jones se queda en los 24.796 puntos tras cerrar con una caída del 0,67% y pese a haber llegado a marcar los 25.267 poco después de la publicación de las actas.



Las actas de la Fed mostraron un especial optimismo sobre el panorama económico durante su última reunión del 30 y 31 de enero. "La mayoría de los participantes afirmaron que una perspectiva más sólida sobre el crecimiento económico aumentaba la posibilidad de que una trayectoria ascendente gradual de los tipos sea apropiada", asegura el documento. Las previsiones de la Fed sitúan tres subidas de los tipos para este ejercicio, con el mercado apuntando a marzo como primer escalón de sus políticas.



Con este escenario, los expertos de Link Securities prevén que "el brusco giro que dio la renta variable estadounidense arrastrará hoy a las bolsas europeas, cuyos índices esperamos que abran claramente a la baja en una sesión en la que los bancos centrales volverán a tener protagonismo", indican.



En el terreno macro, este jueves se conocerán los datos referentes a la encuesta IFO en Alemania, IFO expectativas e IFO empresarial, que miden el desarrollo de la economía alemana. Link Análisis espera que estos datos "cedan ligeramente desde sus actuales niveles de máximos multianuales". En EEUU, a mediodía, se conocerán los datos de paro semanal.