Uber evita las guerras legales: echa el cierre en Marruecos tras suspender el servicio en Noruega y Finlandia

Fuente: WFG
20/02/2018 10:34

MADRID, 20 FEB. (Bolsamania.com/BMS) .- Desde sus orígenes, Uber se ha encontrado con múltiples trabas y conflicto con los diferentes marcos legales de los países en los que ha aterrizado. Hasta ahora, la plataforma de contratación de vehículos con chófer no había tenido problema en defender su modelo y enfrentarse a los legisladores aunque algo ha cambiado en los últimos tiempos. Marruecos se suma a Noruega y Finlandia como los últimos países en los que la empresa ha dado un paso a un lado.



La decisión de Uber viene en consonancia con la nueva línea impuesta con Dara Khosrowshahi desde que hace unos meses sustituyera a Travis Kalanick al frente de la compañía. La guerra del servicio de VTC contra los convencionales servicios de taxi en todas las ciudades del mundo siempre ha tenido en medio las prohibiciones, restricciones y protestas del sector.



"Desde que llegamos a Marruecos hace más de dos años, ha habido una falta de claridad sobre las nuevas plataformas como Uber y cómo encajan en el modelo de transporte existente", dijo Uber en un comunicado. La explicación es que Uber se ha comprometido con los reguladores marroquíes para encontrar una solución definitiva al conflicto. "A pesar del diálogo constante, aún no hemos visto ningún progreso constructivo en las regulaciones y podemos decir con seguridad que hemos agotado todas las medidas posibles".



Hasta ahora, Uber ofertaba su servicio en Casablanca, lo cual dejará de pasar este próximo viernes. "Tan pronto como las reglas estén claras" la compañía asegura que retomará su actividad. Marruecos solo reconoce los taxis convencionales y no tiene disposiciones para vehículos de alquiler privados, según explica Reuters en su información.



"Nos comprometemos a apoyar a los cientos de conductores que se han beneficiado de las oportunidades económicas de usar la aplicación Uber. Trabajaremos estrechamente con ellos durante esta difícil transición ", aseguró Uber dirigiéndose a los más de 300 conductores que daban servicios a más de 19.000 usuarios habituales en Marruecos.



La decisión anunciada ahora en Marruecos es similar a la que tomó en Noruego o Finlandia, en donde espera a que cambie el marco regulatorio para retomar su servicio. Además, varias ciudades europeas como Paris, Madrid o Bruselas vieron como Uber cancelaba su servicio a través de conductores no profesionales, pero seguía haciéndolo a través de conductores autorizados.