Inditex pierde un cuarto de su valor en bolsa en su peor crisis desde 2007

Fuente: WFG
20/02/2018 08:27

MADRID, 20 FEB. (Bolsamania.com/BMS) .- INDITEX sigue atascada en bolsa. La ‘todopoderosa’ compañía textil española ha comenzado el año como acabó el 2017, con caídas. Ya se deja más de un 8% y lejos quedan los 100.000 millones de euros de capitalización bursátil que llegó a alcanzar durante el pasado ejercicio. Inditex tocó su máximo histórico en junio de 2017, en los 36,51 euros. Desde aquel momento ya ha perdido un 26% hasta los 26,8 euros actuales, mínimos de junio de 2016.



El día que consiguió alcanzar sus máximos históricos, Inditex ‘valía’ 113.788 millones de euros. La compañía textil estaba en la cumbre del IBEX 35. Ocho meses después, ha perdido los 100.000 millones de euros y ahora sólo cuenta con una capitalización de 83.526 millones de euros, es decir, ha perdido un cuarto de su valor.



“Todo el sector está registrando un mal comportamiento, ya que ha perdido el favor de los inversores por el temor a que los grandes de la distribución irrumpan en su negocio”, asegura Paula Sampedro, analista de Link Securities. Sin embargo, matiza que hay que separar el negocio de Inditex del resto: “Creemos que la fortaleza del modelo de negocio de Inditex sigue vigente y que su capacidad para adaptarse al mercado sigue siendo una ventaja competitiva para la compañía”.



Iván Sanfélix, analista de RENTA 4, se muestra de acuerdo con esa afirmación y añade que “Inditex tiene muy buenas perspectivas y va a seguir creciendo a un ritmo bueno”. Su recorrido en bolsa se debe a que “es muy complicado seguir cotizando a niveles tan altos”, apunta. Por este motivo, en el momento en que se ha visto algún trimestre en el que las ventas se han moderado, “los inversores han creído que ya los múltiplos a los que cotizaban no eran los correctos”.



“Pero Inditex sigue siendo un valor en el que confiar”, asegura el analista de Renta 4. De esta manera, ambos analistas son optimistas con la empresa fundada por Amancio Ortega. También lo es el consenso de analistas recogido por FactSet: el 67% de los analistas que siguen al valor recomienda comprar las acciones de Inditex; el 25%, mantenerlas; y sólo un 8% aconseja venderlas.



Inditex ha registrado dos años extraordinarios, ha crecido a niveles muy fuertes y esos “niveles son difíciles de mantener, a pesar de que a nivel de estrategia lo haga muy bien”, señala Sanfélix. En estos ocho meses de caídas, la compañía ha visto cómo los ritmos de crecimiento se han moderado un poco. Además, uno de los factores que le repercute mucho es la divisa. El euro tan fuerte, no sólo contra el dólar, sino con todas las divisas. “El impacto ha sido muy negativo”.



Además, el consenso le otorga un potencial del 29%, que le sitúa cerca de ese máximo histórico: en los 34,7 euros. Sanfélix asegura que “en el tiempo veremos a la compañía recuperar el nivel de los 30 euros”. De hecho, apunta que “ahora está en unos precios más razonables, en los que merece la pena entrar”.



“Inditex venía cotizando tradicionalmente a unos multiplicadores muy exigentes”, afirma Sampedro. Tras el descenso de su cotización estos multiplicadores se han relajado algo, pero “tampoco podemos decir que estén baratos precisamente: PER 26,6 veces último ejercicio fiscal (enero 2018), EV/EBITDA 15,3 veces”, explica. De esta manera, asegura que “dado el potencial de crecimiento que todavía tiene el grupo, a los niveles actuales su cotización pueda estar comenzando a tocar suelo”.



Una fecha clave para la compañía será el próximo 14 de marzo cuando presentará sus cuentas de 2017. El consenso de analistas recogido por FactSet estima que los beneficios de la compañía serán de 3.370 millones de euros, casi un 7% más que en el mismo periodo del año anterior.



AMANCIO ORTEGA TAMBIÉN SUFRE LAS CAÍDAS



Amancio Ortega, máximo accionista y fundador de Inditex, también ha perdido con esta debacle de Inditex en bolsa. De hecho, ha pasado a ser la quinta persona más rica del mundo, e incluso llegó a bajar hasta la sexta posición. Ortega cuenta con 59,29% del capital de la compañía textil, así que desde los máximos históricos ha caído en más de 17.000 millones de euros.



La fortuna de Amancio Ortega se calcula en 72.700 millones de dólares (unos 58.000 millones de euros al cambio actual) según la lista Forbes de millonarios. Su participación en Inditex ‘vale’ ahora 49.522 millones de euros, pero en junio de 2017 (hace ocho meses), el valor era de más de 67.000 millones de euros.



Su hija Sandra Ortega también ha visto reducida su fortuna por esta caída tan pronunciada. Una de las herederas del imperio textil cuenta con el 5,05% de su capital. Actualmente, el valor de este porcentaje es de 4.218 millones de euros, pero cuando Inditex estaba en máximos su valor era de 5.746 millones de euros. Así, la fortuna de Ortega hija se ha reducido en 1.538 millones de euros, lo que ha hecho que la total sea de 7.100 millones de euros.



LOS RIVALES VIENEN DE JAPÓN Y SUECIA



Inditex es la compañía textil por excelencia. La líder del mercado. Sin embargo, no se despista ante sus principales adversarios. El primero de ellos viene de Suecia y su trayectoria bursátil tampoco está siendo buena en el comienzo del año. H&M se deja un 17% en este 2018. Además, en 2017 redujo un 13% su beneficio. En verano de 2015, la compañía sueca alcanzó su máximo histórico, por lo que se ha desplomado un 50%, desde entonces.



La caída de H&M se convierte en tónica habitual, pero sin sustos, es decir, continua. La presentación de resultados trimestrales han hecho que esas caídas se hayan acelerado,ya que se aprecia una ralentización de los ingresos.



En el lado contrario está Uniqlo. La japonesa ha disparado su rentabilidad y ya es la tercera textil del planeta. Fast Retailing, matriz de la marca japonesa, ya vale en bolsa 40.000 millones de dólares, aunque también ha registrado un mal comienzo de 2018, ya que cae en bolsa un 1,5%



Uniqlo viene pisando fuerte. Tiene una fuerte presencia notable en Asia, pero aumenta su apuesta por otros mercados, sobre todo los del Viejo Continente. De hecho, planea duplicar su presencia en Europa. En España ya cuenta con dos tiendas en Barcelona.