El euro alcanza un nuevo récord de más de tres años ante un dólar que sufre en todos los frentes

Fuente: WFG
16/02/2018 07:16

MADRID, 16 FEB. (Bolsamania.com/BMS) .- La tónica que ha dominado el mercado de las divisas desde inicios de esta semana se ha mostrado en todo su esplendor en las últimas horas. La debilidad del dólar y la desconfianza de los inversores en las condiciones económicas de EEUU han vuelto a dominar el ánimo de los operadores que han prolongado las ventas de la moneda estadounidense contra todos sus rivales, hasta alcanzar nuevos mínimos de más de tres años contra el euro y de 15 meses contra el yen.



La volatilidad que domina los mercados globales se ha dejado sentir también en los principales cruces. El euro ha remontado un 2,5% contra el dólar desde el lunes, hasta el hito no visto desde diciembre de 2014 en los 1,2550 dólares un rally similar al del yen, que se ha disparado hasta los 105,55 unidades ante su contraparte estadounidense, con un auge de un 2,8% en los últimos cinco días. La libra, por su parte, se beneficia también de los vientos en contra de su rival de EEUU y remonta un 2,3%, hasta los 1,4130 dólares.



El panorama para el dólar es desolador y va de camino a cerrar su peor semana en dos años. El índice que mide su desempeño contra una cesta de seis divisas rivales se desploma un 0,4% este viernes, hasta los 88,19 puntos, niveles no vistos en 38 meses y los analistas no apuestan porque vuelvan las compras a la moneda en el futuro próximo. “No hay indicios de que el dólar se recupere y continuará deprimido mientras los inversores seguirán ignorando el repunte en los rendimientos de los bonos de EEUU ante los miedos de que se dispare el déficit fiscal”, afirma Boris Schlossberg, cofundador de BK Asset Management.



Después deque el ’billete verde’ se beneficiara de un merecido rebote durante las jornadas de correcciones en las bolsas mundiales, en las que se puso en juego su papel de valor refugio, la divisa ha reanudado la tendencia que domina su negociación desde noviembre de 2017. Un cóctel de factores se combinan en el fuego bajista en que se cocina el dólar. Empezando por los mencionados temores sobre el déficit, tanto en el comercio internacional como en el presupuesto.