La gripe le cuesta España 1.520 millones de euros

Fuente: WFG
15/02/2018 11:59

"Que la gripe no cambie tus planes", así titula la Comunidad de Madrid la campaña de vacunación antigripal para este invierno. Una enfermedad que, lejos de ser compleja de tratar, ha provocado ya 472 muertes en España estos últimos meses. Cifra que, según datos de la Red Nacional de Vigilacia Epidemiológica, va en aumento cada año, con el porcentaje de mortalidad de los casos graves ingresados alcanzando el 15%, y una media de edad de 81 años.



La gripe es una infección vírica del sistema respiratorio cuyo pico de incidencia se produce en las estaciones de otoño e invierno, con síntomas como tos, escalofríos, fiebre o dolores musculares y en la garganta. Una enfermedad común que afecta cada año a alrededor de un 10% de la población, y que es el principal motivo del absentismo laboral en España, con un 20% de las bajas laborales. Asimismo, el tiempo de recuperación de los trabajadores afectados es de unos siete días de baja.



En conjunto, el coste relativo a esta enfermedad asciende a los 1.520 millones de euros, teniendo en cuenta los 19 millones de trabajadores españoles, según apunta el comparador de seguros www.acierto.com.



ENFERMEDADES CON HASTA 120 DÍAS DE BAJA



En efecto, la gripe es la enfermedad más común, pero no la que más tiempo de baja causa. La anorexia nerviosa puede llagar a causar los 120 días de baja; la lepra o la esquizofrenia simple, 90 días; la rabia o una fractura de tobillo, 60 días; y una embolia o trombosis cerebral, 45 días.



Asimismo, dentro de las enfermedades que más bajas causan, también aparecen enfermedades sorprendentes como la carencia de hierro, síndrome de abstinencia de alcohol o flatulencias.



LA CRISIS NOS HACE MÁS 'FUERTES'



La mala coyuntura económica reciente hizo que el temor de perder el empleo fuera recurrente en el día a día de la población española. Según datos del Ministerio de Empleo y de Seguridad Social, el número de partes de baja comunicados en el año 2012 se redujo un 13,3% respecto a 2011.



En el otro extremo, el número de empleados que fingieron encontrarse enfermos para no ir al trabajo se redujo durante los últimos años hasta alrededor del 10% de las bajas solicitadas, mientras que el 90% restante lo que deseaba era curarse y trabajar lo antes posible.