Pelotazo de Lone Star: el fondo texano rompe 'lock-up' de la OPV de Neinor Homes y vende otro 20% de la promotora

Fuente: WFG
13/09/2017 18:11

Lone Star, el fondo de inversión dueño de la promotora NEINOR HOMES, ha ordenado a varios bancos de inversión la venta del 20% de la compañía en una colocación acelerada fuera de mercado. El fondo se había comprometido a no vender acciones hasta el 30 de septiembre, pero ha roto el pacto (lock-up) con los bancos de inversión.



Se trata de un paquete de 15 millones de acciones que los bancos de inversión Citigroup, Credit Suisse y J.P. Morgan, nombrados bookrunners de la operación, han comenzado a colocar entre inversores institucionales. El importe de la operación está valorado en unos 300 millones de euros a los precios actuales en bolsa. Estos tres bancos han renunciado a exigir el tiempo restante de los 180 días de prohibición de venta (lock-up) que el accionista vendedor había asumido al tiempo de la admisión a cotización de las acciones de Neinor en marzo, según informa a la CNMV.



Es la mitad de la participación actual del fondo, que controla el 39% de Neinor Homes. La promotora debutó en bolsa en marzo de 2017 en la mayor OPV de una empresa de su clase desde antes de la crisis. La compañía se dedica a la promoción urbanística y construcción de pisos. En 2015, Lone Star se hizo con su control tras aliarse con Kutxabank e invertir hasta 1.000 millones de euros en la compra de suelo y de otros activos inmobiliarios.



PELOTAZO PARA 'LONE STAR'



Lone Star se compromete a no vender más acciones de Neinor en un periodo de 90 días, aunque acaba de romper el lock-up al que se comprometió en la OPV de marzo. Neinor se estrenó en bolsa en marzo apenas dos años despuésde su constitución de la compañía por parte del fondo Lone Star a partir de los activos inmobiliarios que compró a KutxaBank. Está dirigida por Juan Velayos y tiene en su consejo de administración a Felipe Morenés, hijo de Ana Patricia Botín, o la exministra del Gobierno Aznar, Anna Birulés, entre otros.



En virtud de la operación, el fondo colocó entre inversores institucionales hasta un 60% de su capital social mediante una doble operación, una oferta pública de venta de acciones (OPV) y una oferta pública de suscripción (OPS). La salida a Bolsa forma parte del plan estratégico que la compañía que dirige Juan Velayos dibujó en su constitución, que en el plano operativo tiene como objetivo entregar entre 3.500 y 4.000 viviendas en el horizonte de 2020. Al cierre del primer trimestre del año, la inmobiliaria preveía acometer 166 promociones que suman 9.700 viviendas.