Órdenes STOP

Órdenes Stop Asociadas:

Gracias a este tipo de órdenes, puedes asociar dos órdenes stop o dos órdenes vinculadas de forma que si una de ellas se ejecuta el resto quedarían canceladas.

Si, por ejemplo, pones una orden de compra en STOP y un STOP de venta sobre el futuro del IBEX35 y decides asociarlos, cuando se ejecute uno de ellos, el otro se cancelará automáticamente.

Órdenes Stop Vinculadas:

A través de este tipo de órdenes puedes relacionar una orden al comportamiento de un activo cualquiera. En el caso de Futuros, Opciones y Warrants, por ejemplo, podrás condicionar una orden para que salte al mercado en el caso de que el subyacente toque un determinado precio.

Por ejemplo, introduces una orden para comprar 1000 warrants sobre Telefónica a un precio de 2,50 euros para que esta salte cuando el activo subyacente, en este caso Telefónica, llegue al nivel de los 16 euros. Cuando Telefónica supera dicho nivel, tu orden vinculada se lanzará al mercado tal y como la habías configurado previamente.

Las órdenes vinculadas pueden ser de compra y de venta. Así mismo, podrán ser tanto a mercado como limitadas.

Órdenes Stop Dinámicas:

A través de los stops dinámicos podrás conseguir que tu protección vaya cambiando con el precio del activo siempre que el mercado esté a tu favor: el stop dinámico mantendrá la diferencia en dinero o en puntos con el último precio cruzado en el momento que introduzcas la orden.

Si, por ejemplo, decides colocar una orden STOP DINÁMICA de VENTA sobre un futuro de EUROSTOXX 50 cuando éste cotiza en 2.700 puntos y colocas el STOP DINÁMICO en 2690 tu orden STOP se moverá con el mismo, manteniendo la misma diferencia de puntos que hayas puesto inicialmente (en el ejemplo, siempre que el futuro se mueva a tu favor, el STOP mantendrá una distancia de 10 puntos). Si el precio del futuro sube hasta 2.723 tu STOP se habrá movido con él hasta 2.713.

Cuando el precio no se mueva a tu favor (en este caso, cuando baje) el STOP se mantendrá en el último punto al que se haya movido. Por ejemplo, si el EUROSTOXX baja ahora hasta 2.718 tu STOP se mantendrá en los 2.713 que había alcanzado anteriormente.

El STOP DINÁMICO solo está disponible para la VENTA y puede ser tanto a mercado como limitado.