ANÁLISIS TÉCNICO I 4. CONCEPTOS BÁSICOS DE ACTIVOS FINANCIEROS

4. Conceptos básicos de activos financieros.
 
Pero aún no es el momento de verlo… Veremos primero muy por encima si conoce conceptos que son necesarios para poder continuar con este manual. Voy a ponerle unas preguntas para ver si es capaz de responderlas. Si lo hace, siga leyendo. Si no, también.

1. ¿Sabría diferenciar entre valor y precio?
2. ¿Sabría decirme qué es un mercado financiero?
3. ¿Sabría enumerarme las funciones de los mercados?
4. Dígame la distinción clásica de activos financieros.
 
Respuestas, NO SEA TRAMPOSO, no las lea hasta que conteste las preguntas.

1. Valor es lo que cuesta un activo y precio es lo que se paga por él.
2. El lugar donde se negocian los activos financieros.
3. Distribución del riesgo, punto de encuentro entre compradores y vendedores, formación de los precios, creador de liquidez.
4. Renta Fija y Renta Variable.

Si ha contestado correctamente a estas cuatro preguntas puede pasar directamente al siguiente punto del manual. Si no, lea el próximo párrafo. Mi consejo, si no está muy familiarizado con el mercado es que compre un libro que le explique los conceptos básicos y luego continúe leyendo estos artículos sobre Análisis Técnico. Un libro fabuloso de introducción a los mercados es PRODUCTOS FINANCIEROS, de Ángel Borrego y Pablo García Estévez. En él le explicarán todo lo que necesita conocer (y más) acerca de los mercados financieros y los activos que en ellos se negocian.

Otra opción es aprovechar alguno de los manuales sobre mercado que ofrecemos en nuestra pagina web. Pero claro, son un poco más básicos.

Explicaré de todas formas algo esencial sobre el precio de los activos, es necesario saber cosas como qué es una cotización. Concepto esencial donde los haya en esto de los activos financieros y sin embargo un gran desconocido para muchos clientes. Una cotización es la tasación oficial que se hace de un valor. En bolsa, normalmente cuando pides una cotización te dan un par: el mejor precio de demanda por el mejor precio de oferta. Es decir, que aunque el teletexto te diga que RODOLFO DOMÍNGUEZ cotiza a 14,60 €, en realidad la cotización verdadera será algo parecido a 14,59 por 14,60. Esto significa que si quieres comprar el valor lo puedes comprar a 14,60 (a esto se le llama horquilla de precios) porque la persona que lo quiere vender lo vende a ese precio (precio ask). Si lo que quieres es vender lo harás a 14,59 porque es la mejor oferta (precio bid). Lioso, ¿verdad? Al final uno se acostumbra. De todas formas como imagino que usted ya habrá empezado a leer el libro que acabo de recomendar tendrá esto más que claro.

Otro concepto básico es el volumen: en bolsa cuando nos referimos al volumen hablamos de la cantidad de activo que ha sido negociada. También en la cantidad de títulos que hay en la oferta o en la demanda.

A la cantidad de títulos que se agrupan en la oferta se le llama “papel” y a la demanda “dinero”.

Nuestro buen amigo el gráfico.
 
Ha llegado el momento que todos esperábamos, nuestro primer encuentro con el gráfico.

En el análisis técnico el estudio del gráfico es fundamental (ahora que sabemos de la pelea entre los analistas fundamentales y los técnicos no podéis negarme que la frase anterior tenía su gracia). En esta introducción al gráfico vamos a empezar a describir los distintos tipos de gráficos que nos podemos encontrar e incluso alguno que no veremos en la vida, pero si nos ponemos profesionales, nos ponemos.
 
El primer gráfico que vamos a conocer es el de línea, por ser el más básico. Como vale más una imagen que mil palabras y no me apetece escribir mil palabras, veamos nuestra primera imagen:

Como vemos es el gráfico más sencillo: se forma con el precio de cierre de cada día.

En todos los gráficos normalmente el eje horizontal representa el tiempo y el vertical la cotización.


Otro tipo de gráfico mucho más utilizado es el de barras. Se usa más porque nos da más información: el precio de apertura, el de cierre y el máximo y el mínimo.
 
En el gráfico de barras la barrita hacia la izquierda muestra la apertura, la de la derecha el cierre y la línea vertical nos indica el recorrido desde el mínimo hasta el máximo.

 Otro gráfico que nos podemos encontrar es el de candlestick o velas japonesas:

Los gráficos de velas nos permiten emplear una técnica de análisis llamada “candlestick”, que está basada en un sistema japonés muy antiguo que veremos en artículos posteriores.

El gráfico de punto y figura se utiliza desde el siglo XIX y aunque han ido perdiendo protagonismo (por su dificultad de construcción) parece que poco a poco vuelven a ponerse de moda entre otras cosas por la extensión del uso de ordenadores y porque para la operativa intradiaria (esto significa compra y venta en el mismo día para el que no me haya hecho caso u no haya buscado en nuestro manual de la web o no haya leído el libro que os he recomendado que ya parece que voy a comisión) genera más información que los otros gráficos.

En un gráfico de punto y figura no se tiene en cuenta para nada la línea de tiempo. Para la interpretación debe saberse que las X representan los precios ascendentes y los 0 los descendentes: En el eje vertical se colocan las cotizaciones y en el horizontal se van los cambios de tendencia, manifestados por las subidas y bajadas de los precios de los valores o índice del mercado considerado. Cuando se produce una subida de precio relevante, en torno a un 3% como mínimo, se anota una equis (X) y cuando haya una bajada de precio de ese nivel se dibuja un cero (0), así se van dibujando equis (X) y ceros (0) hasta formar una figura determinada que según los analistas permite detectar un cambio de tendencia y líneas de soporte y resistencia que dan señales de venta y compra respectivamente.

Hay más tipos de gráficos, no tan famosos, y que además formarían parte de un curso mucho más avanzado de análisis técnico. Baste con nombrar el Gráfico Renko o el Three Line Back. No son muy usados entre el gran público y se construyen de forma parecida al de punto y figura, pero teniendo en cuenta la línea de tiempo. Los veremos y estudiaremos más en detalle en un próximo atículo dedicado especialmente a ellos.

Dependiendo del tiempo que metamos a un gráfico (la escala horizontal) nos saldrá un tipo de gráfico u otro. Tenemos gráficos anuales, mensuales, semanales (muy útiles en el largo y medio plazo), gráficos diarios y además, gráficos intradiarios, donde yo recomiendo observar como mínimo el gráfico de cinco minutos, que es un tiempo razonable para darnos la suficiente información de lo que se cuece en un momento del mercado
 
Por último, respecto a esta introducción en los tipos de gráfico, debemos distinguir entre la escala aritmética, que muestra una distancia igual para cada unidad del precio de cambio, es decir, es lo mismo el paso de 10 a 20 que el de 110 a 120, pese a que el primero implica un incremento del 100% mientras que el segundo tan solo del 9% y la escala logarítmica, que muestra una distancia igual para movimientos de porcentajes similares. Es decir la distancia en el eje de precios se fijará en función de la variación porcentual que supone.

Para este ejemplo usaremos unos pantallazos de otro estupendo programa de análisis de gráficos: el real tick. En el dibujo de la izquierda vemos un gráfico con una escala aritmética y en el de la derecha los mismos datos en una logarítmica:

La escala logarítmica nos permite tener una mejor visión de conjunto de mercado, especialmente a largo plazo.

 

1 2 3 4 5 6

Volver al índice

Si deseas más información, no dudes en contactar con nuestro Centro de Atención al Cliente: 902 50 50 50.