Perfil inversor

Determinando tu perfil inversor:

Definir tu perfil inversor es un paso fundamental que debes plantearte siempre antes de realizar tu inversión. Tu riesgo, en términos muy generales, se podría definir como la capacidad para asumir pérdidas. Está directamente ligado al concepto de rentabilidad: cuanto más riesgo estés dispuesto a asumir más rentabilidad o pérdidas puedes obtener.

Determinar el perfil inversor es un proceso complejo que no tiene reglas matemáticas. Para ayudarte en el camino, te ofrecemos el siguiente cuestionario que puede servirte como guía:

¿Estarías dispuesto a asumir más riesgos a cambio de una mayor rentabilidad potencial?

  • Nunca, prefiero una rentabilidad baja con un riesgo limitado.
  • A veces estaría dispuesto a asumir riesgos, pero normalmente no.
  • Sí estaría dispuesto a asumir algún riesgo.
  • Estaría dispuesto a poner toda mi cartera en riesgo.

Concretamente, ¿qué porcentaje de capital estarías dispuesto a perder en la inversión?

  • Nada.
  • Hasta un 5%.
  • Hasta un 10%.
  • Más de un 10%.

¿Cuál es tu horizonte de inversión?
En términos generales, cuanto mayor sea el plazo de tu inversión, mayor rentabilidad querrá obtener y por lo tanto debería estar dispuesto a asumir un riesgo más alto. Por el contrario, si tu inversión es a corto plazo, o necesita el dinero pronto, menor debe ser el riesgo asumido.

  • De 1 día a 3 meses.
  • De 3 meses a 1 año.
  • Entre 1 y 5 años.
  • Más de 5 años.

¿Cuál es tu edad?
Normalmente, cuanto más joven seas mayor será tu capacidad de riesgo. Unos rangos adecuados (siempre por supuesto hablando en general y no teniendo en cuenta otros factores) podrían ser de 18 a 30 años para un perfil muy arriesgado, de 35 a 45 para el arriesgado, de 45 a 60 para el moderado y a partir de esta edad el perfil más adecuado sería el conservador.

  • Entre 18 y 30 años.
  • Entre 30 y 45 años.
  • Entre 45 y 60 años.
  • Más de 60 años.

¿Cuál es el porcentaje de tu ahorro total que vas a destinar a esta inversión?
Cuanto mayor sea la cantidad de tu ahorro total destinada a una inversión, menor debe ser el riesgo que debes correr. Por el contrario, si tan solo pones en riesgo una cantidad pequeña respecto a tu patrimonio total, puedes decidir ser más arriesgado con ella.

  • Menos del 25% del total.
  • Entre el 25% y el 50% del total.
  • Superior al 50% del total.
  • Representa el 100% de mi cantidad destinada al ahorro.

¿Cuál es tu experiencia en Inversiones Financieras?
Debes conocer y estar cómodo con el producto que contratas. Es muy importante saber (y entender) exactamente dónde está tu dinero. Esto no significa que debas ser un profesional y conocer cada producto del mercado, pero debes por lo menos tener una idea general.

  • Ninguna experiencia.
  • Experiencia inferior a 5 años.
  • Experiencia superior a 5 años.
  • Inversor profesional.

Ante un supuesto de pérdidas en su cartera superiores al -10%, que decisión tomarías al respecto.

  • Venta total de la inversión.
  • Venta parcial de la inversión.
  • Mantener exposición.
  • Incrementar exposición.